‘Enlèvement’ New Street Piece by Levalet In Paris
Enlèvement’ New Street Piece by Levalet In Paris

Jaume Martínez Bonafé (Universidad de Valencia), Enrique Javier Díez Gutiérrez (Universidad de León), Julio Rogero Anaya (Movimientos de Renovación Pedagógica), Rocío Anguita Martínez (Universidad de Valladolid), Nacho Rivas Flores (Universidad de Málaga).
Miembros del Foro de Sevilla.

— Ω —


“La política no puede ser sino política pública, es decir, aquella discutida, decidida y gestionada por la ciudadanía. Por eso, el primer reto de cualquier Proyecto de Ley para la educación es oponerse a una concepción restrictiva y manipuladora de la misma y proponerlo como punto de partida de una actividad colectiva, lúcida y consciente, dirigida al análisis y cuestionamiento crítico del actual estado de la educación”.
(Primer párrafo del ‘Documento de Bases para una nueva Ley de Educación).


Las perspectivas políticas que parecían abrirse hace algo más de un año se han cerrado, en parte, con cierta consolidación de la situación anterior, en cuanto que siguen gobernando los responsables de la última ley de educación fuertemente contestada por la comunidad educativa.

La novedad es que ahora lo hacen en minoría, teniendo que negociar con otros partidos afines que les den apoyo en sus políticas. En esta situación, quienes antes aplicaban el rodillo de la mayoría parlamentaria ahora reconocen la necesidad de un pacto más amplio que, haciendo algunas pequeñas concesiones, incorpore a los más partidos posibles para consolidar sus políticas, modificando las cosas lo menos posible.

Nuestra preocupación sobre esta cuestión nos llevó a un proceso reflexivo y debatir los puntos que a continuación presentamos.


1.-Democracia y participación.

Democracia y participación son conceptos políticamente inseparables. Cualquier proyecto educativo surgido de instituciones que forman parte del andamiaje democrático requiere de procesos de debate y toma de decisiones, regulados y dinamizados por diferentes y plurales agentes, y necesita los espacios organizativos de los que se dota el tejido social. La democracia se enriquece y cualifica cuanto más viva y activa se muestra en ese tejido plural, en el que las palabras y los discursos muestran significados diversos, según las posiciones diversas en el conjunto de la vida social. Si las palabras se gastan y pierden su sentido radical, si todos y todas, personas o estructuras, parece que digamos lo mismo, es muy difícil discernir sobre lo que cada cual quiere hacer, sobre lo que nos incluye, y sobre los que nos distingue o diferencia. Y precisamente una característica de la vitalidad democrática es la construcción social de la inclusión, desde enfoques diversos, sobre la democracia y el papel de sus instituciones (Zibechi, R. 2006)

La reducción de la participación y de la capacidad de decisión sobre la política educativa, a las estructuras e instituciones de los partidos políticos en el marco de la democracia formal, empobrece y recorta el sentido original y la fuerza real de la democracia. La evolución de ese modelo en el estado español ha consagrado a los partidos políticos, y al bipartidismo, como expresión de lo posible, dificultando cualquier otra expresión democrática transformadora de ese estatus quo. En ese marco reduccionista del espacio político, el electoralismo actúa como condicionante del lenguaje, los calendarios y las prácticas, favoreciendo la confusión entre el ejercicio de la política real y la política electoral. Los últimos años, sin embargo, vienen mostrando desacuerdos en las calles y plazas sobre ese modelo reduccionista -una de las manifestaciones más potentes y con mayor repercusión fue el 15M- evidenciando la necesidad de ampliar y cualificar los espacios de participación.

Pensar la política como un espacio público común, dialógico y plural, en el que el sujeto en interacción entre iguales expresando sus diferencias construye los caminos ético-políticos hacia el bien común (Arendt, H. 1975), supone enfrentarse a varios peligros. El primero, la institucionalización de las prácticas políticas, que al buscar el consenso en la esfera pública, dejando el disenso para la privada, vacían el significado real de lo político en las relaciones sociales, dejando a la sociedad vaciada/separada de la política. El segundo, la negación de la política como eje de las transformaciones sociales, otorgándole un rol de neutralidad, alimentado por una racionalidad técnica que sitúan la acción política en el terreno de lo instrumental, técnico, experto o de gestión profesional, provocando una forma de repulsa de lo político en el seno de la sociedad. Los imaginarios que se suceden en ese terreno vinculan la política con el engaño, las prebendas o los pactos adulterados e inconsistentes.

Pensar la política como un espacio público común, por tanto, trata de hacer efectiva la incorporación de toda la ciudadanía, organizada o no, a los procesos de diálogo y acuerdo social en todos los aspectos de la vida social que les competen. Sin olvidar que todo el afán del poder establecido es seguir limitando la participación a la democracia electoral para mantener su hegemonía. Sin embargo, se trata de construir un imaginario social que conciba la política más allá de los discursos del profesionalismo político y los expertos, para llevarla de donde nunca debiera haber salido. El desplazamiento de la política del espacio del Estado controlado por una élite, que se ha atribuido la autoridad y el poder, al pueblo donde está la autoridad real, es la democracia participativa.

Para recuperar y rehabilitar la voluntad política de participación mayoritaria de los sectores y clases populares es necesario recuperar espacios públicos comunes, acudiendo a las comunidades, barrios y asociaciones en los que estos sectores viven, se asocian y participan, los cuales constituyen espacios reales desde los que se puede facilitar la participación.

Seguir leyendo

Spectacle 05 | ©2014 Lita Cabellut. ©Photography by Eddy Wenting and Studio Tromp (works)
Spectacle 05 | ©2014 Lita Cabellut. ©Photography by Eddy Wenting and Studio Tromp (works)

Las Redes por una nueva política educativa se reúnen en el Ateneo de Madrid, con el objetivo de impulsar el Documento de Bases para una nueva ley de educación que contará con el apoyo del Partido Socialista Obrero Español, Podemos e Izquierda Unida.

Desde octubre de 2014 se ha construido un gran acuerdo social y político con la participación de la comunidad escolar, colectivos sociales, interlocutores sociales y partidos políticos, en la elaboración de un Documento de Bases para una nueva ley educativa.

Una nueva ley que derogará a la LOMCE porque ha significado un recorrido en sentido contrario a la transformación que necesita el sistema educativo:

  • Clasificación del alumnado en itinerarios.
  • Aumento de la privatización de escuelas financiadas.
  • Currículos estandarizados y reválidas.

Y no significará la vuelta a la LOE, porque sirvió también para desmantelar la escuela pública, con recortes en financiación, aumento de privatizaciones y políticas de segregación que escaparon al marco legal.

El acuerdo ha sido posible porque los numerosos colectivos sociales y organizaciones sindicales y políticas parten de una misma premisa, la escuela como un bien público para el acceso de toda la población en equidad y no un servicio, ante el que se nos pretende situar como clientes, liberalizada y con desigual oferta para competir en el mercado educativo.

Entendiendo que la educación es un derecho fundamental desde el nacimiento exige, además de derogar la LOMCE, conseguir:

  • Una educación laica sin adoctrinamiento.
  • Una red pública gratuita y con financiación, que evite la selección social, eliminando progresivamente los conciertos y cualquier práctica que la propicie (bilingüismo).
  • Una escuela democrática, no competitiva, ni selectiva, con autonomía de territorios, centros y profesorado, que implique la incorporación de saberes plurales sin que estén regulados minuciosamente en textos legislativos.

Para ello es urgente, como primer paso, la eliminación de los recortes educativos, en particular la derogación del RDL 14/2012, la necesidad de recuperar el empleo público docente y dar estabilidad al profesorado interino.

En el encuentro estuvieron presentes todos los colectivos, representantes de la comunidad educativa y organizaciones sindicales y políticas. Las principales conclusiones del encuentro fueron:

1) Los partidos políticos Podemos e Izquierda Unida se manifiestan promotores del Documento de Bases por una nueva ley educativahan participado desde el inicio en su elaboración y declaran su alianza con la Comunidad Educativa (“Redes por una nueva política educativa”), mostrándose partidarios de que dicha comunidad sea quien lidere este proceso. El PSOE expresa su apoyo, máxima disposición y apertura a la participación de estos colectivos en cualquiera de los procesos de negociación. Todos ellos muestran su preocupación por la correlación de fuerzas en el Parlamento y cómo se puede ir definiendo.

2) Todas las organizaciones sindicales y colectivos sociales, estuvieron de acuerdo en que el nuevo modelo educativo de todas las organizaciones es el “Documento de Bases”, ratificando su absoluto apoyo. Debe haber una confluencia de los colectivos y organizaciones con los partidos políticos para potenciar la educación. Esto debe ir acompañado de una serie de acciones:

  • Difusión del documento entre la ciudadanía mediante asambleas participativas, medios de comunicación, campaña de adhesiones, entre los propios miembros de las organizaciones, colectivos y espacios firmantes del mismo.
  • Apertura a la participación de otros colectivos y organizaciones y creación de una plataforma común.
  • Trasladar las ideas del “Documento de Bases” a la ley básica única que se va a elaborar en el Parlamento (que derogará a las anteriores), tanto a través de las comparecencias en la Subcomisión de educación, como con la petición de entrevistas con todos los partidos políticos.
  • Iniciativa parlamentaria colectiva pidiendo la ratificación de los partidos políticos en el decálogo de las ideas más importantes del “Documento de Bases”.
  • Campaña unitaria con Presentación del Documento de Bases por una nueva ley educativa de “Las redes por una nueva política educativa”, con la participación de todo los colectivos y organizaciones sindicales y políticas.
  • Manifestaciones y movilizaciones de apoyo a la propuesta de modelo educativo del Documento de Bases. Se plantea una manifestación masiva para primavera.
15.05 Separador

COLECTIVOS Y ORGANIZACIONES 
sociales, sindicales y políticas que han contribuido a la elaboración del “Documento de bases para una nueva Ley de Educación” y debatido en el “Encuentro social de debate por una nueva Ley Educativa”.

Colectivos Sociales 
( ↑subir )
Amesti Educació (Associació de Mestres Grup de Treball per la Infancia), Asamblea Marea Verde Madrid, Colectivo Infancia, Foro de Sevilla, Europa LaicaJunta de Portavoces de Educación Infantil, Mareas por la educación pública, Ciudadan@s en defensa de la Escuela PúblicaProyecto RomaPlataforma Crida de las Illes Balears (madres, padres, estudiantes y profesorado) Círculo Podem Educació CatalunyaAsociación IncluyEMovimiento Cooperativo de Escuela Popular (MCEP) y Stop Ley Wert/La educación que nos une, conformada por colectivos y plataformas como: %ATTAC EspañaOXFAM IntermónConfederación Estatal de Movimientos de Renovación PedagógicaPlataforma en Defensa de la Educación Infantil 0-6, Ecologistas en Acción, Foro Mundial de Educación, Juventud Sin Futuro, Red IRES, Rosa Sensat, Yo Estudié en la Pública.
Sindicatos de Estudiantes ( ↑subir )
Sindicato de estudiantesFederación de estudiantes progresistas del Estado y Colectivo Estudiantil Salmantino.
Asociaciones de Madres y Padres ( ↑subir )
Confederación Española de Padres y Madres del Alumnado.
Organizaciones Sindicales ( ↑subir )
Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras Confederación Stes-intersindical y Federación de Enseñanza de CGT
Partidos Políticos ( ↑subir )
Partido Socialista Obrero EspañolIzquierda UnidaPodemos y Esquerra Republicana

Levalet | La main dans le sac. encre de chine sur papier sur bois 2013
Levalet | La main dans le sac. encre de chine sur papier sur bois 2013


El jueves 28 de abril, la comunidad educativa participante en la elaboración del “Documento de Bases para una nueva Ley de Educación” se ha reunido con los partidos políticos en el Congreso de los Diputados, para plasmar en un Acuerdo Social y Político las bases comunes de una nueva ley que dé estabilidad al sistema educativo
.

La pluralidad de colectivos y organizaciones sociales, de padres y madres, estudiantes, sindicales y políticas, que han participado en el Documento de Bases para una nueva ley educativa ha tenido la ocasión de debatir y consensuar la dirección que debe adoptar un modelo alternativo de escuela que asuma como principios fundamentales el derecho a la educación y la igualdad “buscando el respaldo y acuerdo de los partidos políticos que tengan voluntad de transformar y mejorar el actual estado de la educación”.

Entendemos que el documento consensuado por la comunidad educativa y los profesionales de la educación es de amplia aceptación; es decir, incorpora todas aquellas cuestiones en las que participamos y en las que estamos de acuerdo que desde los profesionales de la educación y la propia comunidad educativa contribuirán a lograr un sistema educativo basado en el reconocimiento de la educación como un derecho humano universal”. Plantear las bases de una ley educativa democrática, que busque la equidad del sistema educativo, con la que podamos llegar a un acuerdo social y político, requiere de un esfuerzo democrático importante, explican.

Acuerdo de la Comunidad Educativa con los Partidos Políticos en una nueva Ley de Educación que dé Estabilidad al Sistema EducativoEntienden que la única forma de dar estabilidad al sistema educativo es partir de un acuerdo social y político construido desde la base que la respalde, y de una apuesta por la educación como una herramienta básica de transformación y mejora de la sociedad.

La jornada se ha desarrollado con una mesa redonda sobre “La educación que queremos y necesitamos”, donde se ha presentado el Documento de Bases para una nueva ley educativa por parte de los componentes de la sociedad civil y de la comunidad educativa que han participado en su elaboración. Representantes de algunos de los colectivos que han elaborado esta propuesta como el Foro de Sevilla, CEAPA, Marea Verde Madrid, el sindicato FE-CCOO, los sindicatos STEs y CGT, los “Movimientos de Renovación pedagógica”, Europa Laica, la “Plataforma para la defensa de la educación infantil 0-6” o el colectivo “La educación que nos une” han tomado la palabra para explicar algunos de los aspectos más importantes de la misma:

1. La universalidad del derecho a la educación mediante una oferta suficiente de escolarización pública y gratuita de 0 a 18 años que garantice el éxito escolar de todo el alumnado. Con una apuesta firme por la etapa 0-6 y la Formación Profesional.

2. La reafirmación de los principios orientadores del sistema educativo: igualdad, diversidad, inclusión, participación, laicidad, coeducación, sostenibilidad, autonomía, cooperación y otros valores democráticos.
3. La defensa de un sistema regido por el principio de inclusión en la organización del centro educativo y en el currículo, donde cada alumno y alumna tenga el apoyo necesario y en el momento en que lo necesite.
4. La Laicidad del sistema educativo, lo que significa sacar la religión en sus formas confesionales, del currículo y del ámbito escolar.
ChO_RljWUAEGFB0[1]5. La creación de una red única de centros de titularidad y gestión pública que progresivamente, y de manera voluntaria y negociada, integre a los centros privados-concertados.
6. Un currículo inclusivo que reconozca la diversidad individual, cultural y sexual, la igualdad entre los sexos y la crisis ecológica.
7. Disponer de un profesorado comprometido y reconocido que actúen como verdaderos educadores/as y no sólo como enseñantes, formados en contenidos que sobrepasan los conocimientos específicos de las asignaturas y potenciando la cultura de la investigación e innovación educativa.
8. La formación permanente como derecho y obligación del profesorado en constante actualización.
9. Garantizar la estabilidad de las plantillas docentes, su autonomía y la igualdad de condiciones.
10. Una dirección representativa, colegiada, voluntaria y renovable, con una limitación en el tiempo en el desempeño del cargo.
11. Aprobar una nueva ley de participación educativa que garantice la implicación real de la comunidad, abierta a las organizaciones sociales de los barrios, a colectivos educativos y sociales y asociaciones de padres y madres y estudiantes, así como a la colaboración entre políticas sociales y educativas que favorezcan la equidad y la cohesión social.
12. Reclamar una política presupuestaria para educación que nos devuelva de inmediato, al menos, a la situación previa a la crisis y que se haga explícito el compromiso para estabilizar un aumento progresivo del gasto en educación hasta el 7% del PIB. Crear un fondo de compensación educativa para paliar desigualdades entre territorios.
13. Utilizar la evaluación como instrumento necesario para mejorar los procesos educativos. No realizar pruebas externas que produzcan la homogeneización del aprendizaje y su utilización en la confección de ránquines, que jerarquicen los centros y den pie a la segregación del alumnado.ChI_hHmWUAQoAe3[1]

A continuación han intervenido los representantes de los partidos políticos presentes. Por parte del PSOE Rafael Simancas, por Ezquerra Republicana de Cataluña Joan Baptista Olòriz, por PODEMOS Javier Sánchez y por Izquierda Unida Sol Sánchez, que han coincido en manifestar “su compromiso con las bases establecidas en este documento, elaborado desde y por la sociedad civil, adoptándolas como marco básico para la elaboración de una nueva ley de Educación en la próxima legislatura”.

El encuentro ha finalizado con el debate y la participación de todos los colectivos y organizaciones allí presentes, y con el firme compromiso manifestado por los grupos políticos de “incorporar en los respectivos programas las referidas bases, así como, considerarlas un acuerdo inicial que se situaría fuera de la disputa partidaria de la próxima campaña electoral.

El Documento de Bases y los colectivos y organizaciones que han participado en su elaboración pueden encontrarse en la URL: https://porotrapoliticaeducativa.org/
Nota de Prensa en pdf.

Colectivos Sociales Convocantes de la Jornada
28/04/2016